Descubriendo el mundo: los beneficios del arte en los niños

Niños Viendo Números

El arte, en todas sus formas, es una gran herramienta para que los niños descubran y perciban el mundo. Y el arte pictórico, en particular, tiene la gran ventaja de estimular la comunicación, sensibilidad, creatividad, e incluso aumentar la capacidad de concentración.

Por eso, hoy queremos destacar los beneficios de descubrir el arte de forma temprana, además de entregarte algunos tips para potenciar esta actividad en los más pequeños.

El arte como instrumento de expresión

¿Sabías que para los niños el arte es una excelente forma de expresión de sus sentimientos y emociones?

Niños Pintando

Es así como se transforma en un canal de comunicación, además de una forma de auto identificación, permitiéndoles construir una imagen de sí mismos y de su identidad.
Favorece la creación de vínculos afectivos y la confianza, facilitando la reconstrucción del mundo de acuerdo con los procesos simbólicos e imaginativos que el niño desarrolla.

Por otro lado, les permite aprender a valorar y aceptar los gustos y expresiones de los demás, estar abiertos a nuevas experiencias ¿Genial, no?

¿Cómo potenciar el arte en los niños?

Que los niños tengan acceso a diferentes materiales como lápices, acuarelas, greda, masas de modelado, etc, es sumamente importante. Probablemente al comienzo (2 o 3 años) es una buena idea que guies la actividad, siempre dejando que se expresen libremente.

Algunos tips que puedes considerar:

  • Que los niños tengan un lugar propio para dibujar: una mesa y silla donde estén cómodos. Si son pequeños, te recomendamos que estén alejados de paredes y muros, ¡lugares muy sensibles a los rayados!
  • Materiales adecuados: Los niños más pequeños no tiene fuerza en los dedos ni las habilidades para apretar correctamente. Por eso, prefiere lápices o pinturas grandes, blandas y que sean fáciles de tomar. Por otro lado, asegúrate que sean materiales lavables… no querrás pasarte la tarde limpiando el sofá o la mesa.
  • Dibujar siempre debe ser un juego, nunca una obligación. La capacidad de concentración de un niño pequeño es de unos 10 minutos, así que intenta extender la actividad con otras acciones: guiándolos, pidiéndoles que te cuenten de qué se trata el dibujo, etc.
  • No limites su creatividad, permíteles explorar. Pon atención a sus gustos y guía las actividades hacia técnicas más específicas. Con el paso del tiempo podrás ir agregando nuevos materiales más complejos como lienzos o telas.
  • Invítalo a explorar el mundo. No todo ocurre entre las cuatro paredes de tu casa, visiten un parque, un museo o salas de exposiciones. Deja que se empape de creatividad y conozca nuevas formas de expresión.
  • Invítalo a que cree obras basadas en sus intereses, de esta forma potenciarás sus ganas de seguir investigando.

Niños Pintando

Como ves, el arte en sus diferentes formas es una excelente forma de aprender jugando. ¡Invita a tus hijos a tomar los lápices y ver dónde los lleva su creatividad e imaginación!

ARTÍCULO ANTERIOR
ARTÍCULO SIGUIENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *